Crecimiento de la economía boyacense 2018 por encima de la media nacional

1
957
Foto | OPGB

Por: Jacinto Pineda Jiménez, director territorial (e) Esap Boyacá-Casanare

La economía en el 2018 registró una tasa de crecimiento de 2,7%, impulsada por la industria manufactura con un incremento del 5,1%, la construcción del 2,8%, igual que las actividades profesionales, técnicas y científicas. La tasa de crecimiento (2018) fue superior a la nacional, situación que no ocurría desde el año 2015

El crecimiento de la economía boyacense en el año 2018 alcanzó el 2,7% mientras el del país fue del 2,6%, levemente superior. De acuerdo con los datos preliminares del producto interno bruto (PIB) departamental, publicados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el comportamiento de la economía en el año 2018 (base 2015) obedece al impulso de la industria manufacturera que creció durante el 2018 en el 5,1% y la construcción con el 3,8%. Hubo una desaceleración en el crecimiento del sector agropecuario, en el año 2017 había registrado el 8,7% mientras en el 2018 cayó al 2,8, sin embargo su participación dentro del PIB departamental no tuvo una variación significativo al pasar del 10,5% (2017) al 10,1% (2018).

Hay un sendero de crecimiento que tranquiliza la economía y genera confianza, tanto de consumidores como inversionistas. En general, como se evidencia en la figura uno, la economía boyacense desde el año 2012 trae un comportamiento armónico con el nacional, siendo superior en el año 2015, inferior en el 2013 y 2016, años caracterizados por el paro agrario y el camionero, respectivamente. Lo significativo es que en los años 2016 y 2017, hubo un crecimiento menor al promedio nacional y el 2018 fue superior. Otra discusión es la equidad, desigualdad social que será siempre un debate que no puede perderse de vista.

Figura uno

Fuente DANE

Las tasas de crecimiento por grandes ramas de actividad en Boyacá 2017 – 2018, aclaran el panorama actual. La recuperación de la economía en el año 2018 tal como se evidencia en la figura dos, se explica en el crecimiento de la industria manufacturera (5,1%), dado que en el 2017 había tenido un comportamiento negativo (-4.1). En el terreno positivo de resaltar el crecimiento de las actividades profesionales y científicas, las cuales en el 2017 estaban en situación negativa y en el 2018 lograron establecerse en el 10,2% de crecimiento. Positivo lo sucedido con la construcción, por la demanda de mano de obra, la cual paso de 2,1% en el 2017 a una variación positiva de 3,8% (2018). Como se señaló la agricultura disminuyó su crecimiento. En general el comportamiento de las actividades fue positivo, preocupa el crecimiento negativo de las minas y canteras, sin embargo fue menor al registrado en el 2017.   

Figura dos

Fuente DANE. Series encadenadas de volumen con año de referencia 2015

Frente a la participación porcentual a precios corrientes por actividad económica dentro del PIB departamental 2018, con referencia al 2015 como año base, la mayor participación la tiene el comercio con el 19% y mantiene su participación con el 2017, 19,1%. Le sigue con el 11,2% las actividades Administración pública y defensa; planes de seguridad social de afiliación obligatoria; educación; actividades de atención de la salud humana y de servicios sociales. Lo anterior denota la dependencia de la economía a las actividades del Estado. A continuación están la industria manufacturera y la construcción. (Ver figura 3). En general no hay variaciones significativas entre el año 2017-2018, en relación con la participación porcentual para resaltar.

Figura tres

Fuente Dane: Participación % a precios corrientes por actividad económica dentro del PIB departamental. Base 2015

Es importante resaltar el PIB per cápita a precios corrientes del departamento que asciende a $20, 527,314 ocupando el séptimo puesto a nivel nacional, lo que se traduce en el mismo lugar de 2017. El PIB per cápita mide el crecimiento económico medio por habitante, el cual se calcula sobre el total del valor agregado por el número de habitantes.  Finalmente como datos para la reflexión es importante señalar que la participación del PIB de Boyacá dentro del nacional es de 2.7%, siendo el octavo departamento en mayor participación en el país de los 32 evaluados, incluyendo Bogotá. La economía mejora pero ojalá la desigualdad, donde ocupamos los tres últimos puestos, junto a Chocó y la Guajira, también lo haga cuando el DANE presente las cifras 2018.   

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.