“¡Con mi candidatura, surge la auténtica alternativa en Boyacá!”: Jairo Castiblanco

2
2498
Foto | Hisrael Garzonroa - EL DIARIO
PUBLICIDAD

Inscrita su candidatura el sábado 27 de julio a eso de las diez de la mañana, Jairo Castiblanco llega a la contienda por la gobernación de Boyacá, dispuesto a convertir su nombre en la alternativa ganadora, según sus palabras a este medio, apenas salió del acto de inscripción en la Delegación departamental.

Según su argumentación, como jefe del partido de la U en Boyacá, que lo ha llevado a ser el candidato de esa colectividad a la gobernación del departamento, estima que en los próximos 90 días logrará convertirse ante los electores boyacenses en la verdadera alternativa de poder para las elecciones de octubre cuando se disputa el poder regional, “porque no seré el Gobernador de la U, sino el Gobernador de todos los boyacenses”.

Y claro, estas afirmaciones no carecen de sustento. Castiblanco está seguro que desde el trabajo directo, en general con las comunidades, durante los últimos diez años, siendo diputado y parlamentario, así como con las bases del partido y con amplios sectores independientes y de otros partidos, tiene hoy el conocimiento y las condiciones para inclinar la preferencia de los votantes en octubre.

Para empezar, resalta el candidato, terminado el proceso de inscripciones, las cifras son contundentes: más de mil nombres de hombres y mujeres, avalados o co-avalados  por el partido, que se van a convertir en las mayorías de concejos y Asamblea, con un alto número de alcaldías logradas, todo lo cual es la base sólida para convertir su nombre en el nuevo gobernador de Boyacá. Pero, insiste, el asunto va más allá del partido, su candidatura debe convertirse en la de las mayorías del departamento.   

Castiblanco Parra estima que las circunstancias están modelando un mapa inédito en la política regional, donde la polarización entre la candidatura del partido de gobierno, que hoy pretende la continuidad en el Palacio de la Torre, y la presentación aparente de la unidad del Partido Conservador que aspira a demostrar que sigue siendo mayoritario, máxime cuando suma al Centro Democrático, pero que en realidad muestra fisuras y divisiones de fondo, pueden dar al traste con las mayorías necesarias para lograr el triunfo, propiciando el triunfo de una tercería. 

En medio de esta realidad, señala Jairo Castiblanco, desde el Partido de la U, que sigue siendo el Partido de la Unidad y de la Paz, modelaremos, junto con Anderson Mendivelso, como el aspirante más firme a la alcaldía de la capital, y los más de mil avalados para concejos, alcaldías y Asamblea, lo que muchos sectores esperan que suceda en las próximas elecciones que es un cambio de fondo en la orientación del departamento y de su capital.

Castiblanco está seguro de que las mayorías para lograrlo, empezarían a consolidarse con las bases liberales que ven cómo la estrategia de ‘los corazones partidos’ de su dirigencia haciendo sociedad con los Verdes para el Palacio de La Torre y con los Conservadores para la alcaldía de la Capital, parece más una pesadilla que la carta del triunfo, lo cual augura que buscarán otra alternativa, siendo la más cercana, en este caso, el Partido de la U.

El siguiente paso será, concluye Castiblanco, consolidar el trabajo con todos los sectores independientes del departamento que no quieren la polarización, que no están a gusto con el modelo de los últimos cuatro años, pero que tampoco ven la alternativa con la fórmula Conservadora; en cambio, que alrededor de su nombre, el consenso y las mayorías serán posibles, cuya carta de presentación es una trayectoria pública de más de diez años a partir de su presencia en la Asamblea y luego en la Cámara, siempre desde la perspectiva de su compromiso social y firme convicción de favorecer y sacar adelante el sector productivo del departamento para generar riqueza y bienestar y darle un nuevo rumbo al departamento acorde con las circunstancias de las nuevas realidades sociales, económicas y de sostenibilidad que exige la realidad de hoy.   

2 COMENTARIOS

  1. No hay otro cuadro novelesco más parecido al sainete de la candidatura a la Gobernación de Boyacá, del adelantado Don Jairo Castiblanco y Parra, que la escena del Quijote, cuando ordena al ventero que lo nombre caballero. Claro, el adelantado Castiblanco, sin armas, entiéndase votos, sin rocinante y con muchas Dulcineas, a las que recoge y reduce a fuerza de dejarlas sin OPS.
    Gracias por este pasaje pastoril producto de la invocación de un Dios Muisca, que hará llover votos el 27 de octubre, a su favor, sin ningún merecimiento. Es bueno al lado de tanta tragedia que muestra la realidad, tener un espacio para imaginar las aventuras de nuestro Quijote Boyacense. Sanchos, tendrá muchos y a buen precio.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.