Se nos fue el Bicentenario

1
1490
Foto | Hisrael Garzonroa-EL DIARIO

Más que irse, se escapó, se escurrió entre los dedos y nada nos quedó, ni obras, ni turismo, apenas promesas y un frío saludo a la bandera del que ni siquiera el pueblo boyacense pudo disfrutar.

El esperado 7 de agosto de 2019 pasó y a Boyacá no le quedó nada. No hubo un solo corte de cinta, no hubo inauguración de obra alguna, no hubo inversión, no hubo nada de nada.

Del Bicentenario quedó el repaso de la lección de cómo fue la lucha de los héroes de la gesta libertadora, la promesa de inversión de 3,6 billones de obras que ya se habían prometido, y el desaire hecho al pueblo boyacense en pleno altar de la patria, donde una vez más el Gobierno Nacional hizo el feo al pueblo para una celebración del pueblo.

Le puede interesar: 7 de agosto de Duque: Historia, Venezuela y nada nuevo para Boyacá

El Bicentenario se fue, y como concepto para potenciar el turismo, se dilapidó. Se hizo escasa o nula promoción al departamento, su belleza, sus paisajes y sus proezas.

De poco y nada sirvió tanto alarde de cercanía de amistad con grandes personajes como Nairo Quintana, que en pleno corazón de Europa no hizo una invitación para que visitaran su tierra, no porque no haya querido, sino porque nadie se lo solicitó.

Le puede interesar: Bicentenario: la violencia y lo público

Nos quedó también la lección de que celebrar aniversarios de la gesta libertadora no es productivo; muchos ni se enteraron qué se celebraba y el resto le dio menor trascendencia. Solo basta mirar cuánta gente de otras latitudes del país llegó a Boyacá para conocer la historia de cómo se consiguió la independencia de seis naciones.

Con el 7 de agosto murió la celebración del Bicentenario pues fueron pocas las gestiones que se hicieron a nivel departamental para hacer que la fiesta del Bicentenario se celebrara durante todo el 2019.

“Hoy es un día para recordar y concentrarnos en lo que nos une como pueblo”, manifestó Iván Duque durante la ceremonia de conmemoración de los 200 años de la Batalla del Puente de Boyacá, mientras el verdadero pueblo se había marchado hace horas de una celebración de la que no fue partícipe.

1 COMENTARIO

  1. Estaba cantado por el suscrito hace muchos meses, por lo tanto, sigan viviendo de la nostalgia, atormentados por la miseria y el frio, ahora, solo les queda, volver a votar por los mismos, es decir, por los hijos de los anteriores, es la diversión del pueblo confundido.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.