Tadej Pogacar hace polvo las ilusiones de podio de Miguel Ángel López y Nairo Quintana

0
599

El esloveno volvió a realizar una presentación imponente en la Vuelta a España. Consiguió su tercera victoria de etapa en su debut en una de las tres grandes y se aseguró estar en el podio al término de la competencia. Miguel Ángel López intentó en algún momento aumentar su ventaja sobre Pogacar, pero se desgastó antes de tiempo y al final no solo perdió su oportunidad de estar en el podio, también el título del campeón de los jóvenes.

Tadej Pogacar (UAE Team Emirates) fue el ganador de la penúltima etapa de la Vuelta a España, disputada sobre un trazado de 190,4 kilómetros entre Arenas de San Pedro y Plataforma de Gredos. Pogacar registró en meta un tiempo de 5 horas, 16 minutos y 40 segundos. Alejando Valverde (Movistar) fue segundo  y Rafal Majka (Bora) tercero, los dos a 1 minuto y 32 segundos del esloveno.

La fuga se conformó desde los primeros kilómetros del trazado. Inicialmente con cinco hombres pero luego iban a sumarse otros cuantos pedalistas. Por ratos fueron nueve, por ratos siete, pero la mayor parte del tiempo la escapada estuvo conformada por cinco hombres: Rubén Guerreiro (Katusha), Nicolas Edet (Cofidis), Tao Geoghegan (Ineos), Damien Hownson (Mitchelton-Scott) y Sergio Samitier (Euskadi).

El ascenso al Puerto de Peña Negra no solo logró que el pelotón perdiera gran parte de sus integrantes, sino que también desbarató al grupo de fuga. En cabeza de carrera permanecieron Guerreiro y Tao Geoghegan.

Miguel Ángel López (Astana) iba a ser el encargado de mover la carrera a mitad de este fuerte. Un potente ataque acabó con la tranquilidad de Primoz Roglic (Jumbo-Visma), Alejandro Valverde, Nairo Quintana (Movistar) y Tadej Pogacar (UAE Team Emirates). Todos lograron responder al ataque de López, y metros más adelante el que iba a atacar era Pogacar, con tal vehemencia que le iba a alcanzar para alcanzar a los hombres de punta.

El esloveno del UAE siguió de largo, sobrepasó a  Guerreiro y Tao Geoghegan y a falta de unos 35 kilómetros a meta conseguía una ventaja de más de 1:30 sobre el grupo del líder, lo que a esa altura de la carrera le implicaba perder la camiseta blanca a Miguel Ángel López, y la posición de podio a Nairo Quintana.

El grupo Roglic iba a recuperar una buena parte de corredores luego del Puerto de Peña Negra. Quintana y Valverde contaban de nuevo con el apoyo de hombres como Marc Soler y Antonio Pedrero; López contaba de nuevo con el apoyo de Jakob Fuglsang. Pero a pesar de esto, Pogacar continuaba aumentando su ventaja en punta de carrera.

Alejandro Valverde fue el único con restos para buscar defender su posición en el podio. A mitad del ascenso, y con este ataque del murciano, el lote se partió en varias partes. López y Quintana se quedaron sin fondo y a pocos kilómetros de meta veían como se hacía imposible ocupar posición de podio al final de esta Vuelta a España.

Valverde murió con las botas puestas, pues ya resignado a disputarle el título a Roglic, pedaleó incansablemente para defender su segundo lugar en el podio, objetivo que iba a conseguir. Roglic llegó apenas 9 segundos por detrás de Valverde, lo que le permitió asegurar su primer título de la Vuelta a España.

La ronda ibérica culminará mañana con la disputa de la vigésimo primera etapa, prevista sobre un recorrido de 106,6 kilómetros entre Fuenlabrada y Madrid.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.